Florent Marcellesi

Entrevista sobre movimiento verde en España – Planeta Verde

In ecología política on 30 agosto 2009 at 10:31

Entrevista de la Asociación Planeta Verde a Florent Marcellesi.

1.-planeta verde

El proceso de Hondarriba nos creó muchas expectativas en lo referente a una unidad verde, sin embargo comprobada la dispersión de partidos en las pasadas elecciones europeas, mi pregunta es: ¿cabe aún la posibilidad de relanzar nuevamente dicho proceso?
Florent Marcellesi: Estas elecciones europeas han simbolizado para el movimiento verde la última repetición de un ciclo político que se está cerrando: un ciclo marcado por la división, fragmentación y protagonismos personales demasiado absorbantes en colectivos de tamaño reducido. En estas condiciones, el proceso de Hondarribia, nacido desde las bases y con lema “sin prisa pero sin pausa”, no podía en un tan corto plazo superar tantos años de desencuentro. Más bien decidió privilegiar el medio-largo plazo mirando hacia la refundación estructural del movimiento verde, condición sine qua non para la (re)construcción de una fuerza verde estatal comparable al resto de los partidos verdes europeos y su éxito en cualquier comicio electoral en los próximos años. Sin este paso previo y como lo pudimos comprobar en junio de 2009, las (diferentes) candidaturas verdes están abogadas a cosechar una vez más su suelo electoral (entre 60.000 y 110.000 votantes) que les condenan a ser un partido extraparlamentario.
Por ello, Hondarribia apostó por volcar sus fuerzas en la Universidad de Verano de Los Verdes (universidadverde.es) donde se juntaron activistas verdes y ecologistas de todo el país. Asimismo en el encuentro H40 que siguió la Universidad de verano y con la presencia del Partido Verde europeo, el proceso dio un paso más dotándose de un calendario a un año vista para juntar a toda la galaxia verde y de una estructura básica (“La Coordinadora Verde“) para llevar a cabo el plan de acción. Es importante señalar que la nueva Coordinadora no es ningún nuevo partido político. Se trata más bien, y tomando como ejemplo la dinámica francesa Europe Écologie, de un espacio de confluencia y abierto a todos los partidos y organizaciones verdes sean locales, autonómicos o estatales y colectivos y personas de la sociedad civil que quieran participar en la reconstrucción de un espacio verde autónomo con peso propio en España. Se trata de caminar hacia la unidad de acción de las y los que nos movemos en el eje de la ecología política y refundar el proyecto político verde basándonos en el trabajo en red de las bases del movimiento ecologista.
2.-planeta verde
¿no se debería definir el termino ECOLOGIA POLITICA mas claramente para que las distintas familias verdes optaran o no por presentarse con dicha denominacion?…y por añadidura VERDE?

FM: Creo que el término de Ecología política está lo suficientemente bien desarrollado en la literatura política y/o ecologista (Gorz, Illich, Dobson, Lipietz, Morin, etc.). Sin embargo, el término “verde”, al tener una flexibilidad semántica e intrínseca más fuerte, se parece más al mal uso del término “sostenible”. Asimismo, y debido a la debilidad del movimiento verde español, ha habido una acaparación de facto de lo “verde” por otras fuerzas políticas y sociales, como mero adjetivo y suplemento para ideologías que solo ven o aceptan la ecología política como complemento parcial, no como un ideario completo y holístico.
Por otro lado, mientras existe un clamor de las bases verdes para un trabajo conjunto, creo que la división actual (no histórica) en diferentes “familias verdes” se debe buscar más allá de la indefinición ideológica y encontrar en la inercia colectiva del ciclo político verde que se está cerrando (división, fragmentación, protagonismos personales, etc.). Por ejemplo, es simptomático que la mayoría de los integrantes del movimiento verde solamos hablar hoy de “familias” y no de “sensibilidades” o “corrientes”, haciendo más hincapié -de forma consciente o no- en las afinidades personales que en las afinidades políticas. También me parece relevante que la casi totalidad de la galaxia verde se refiere al Partido Verde europeo y a su programa, sin discrepar sobre su orientación política.
3.-maricruzpe
¿Cual crees que es el motivo por el que sigue sin encajar la ecología política en España?
FM: Según Ángel Valencia, la división del ecologismo español y la falta de un liderazgo claro han sido factores fundamentales que han impedido aglutinar su heterogeneidad (habla también de ambigüedad) ideológica y su dispersión organizativa dentro de una estrategia política unitaria, en concreto, un partido verde. Esta falta de estrategia se materializó “cuando un sector minoritario decidió constituirse en opción electoral (Los Verdes, 1983) y que contó con escasas simpatías entre sus compañeros, al contrario de lo ocurrido en otros países europeos”.1
Además, añadiría que factores históricos y estructurales como la llegada tardía de la democracia y el papel de los partidos comunistas en la lucha antifranquista y en la transición, así como en la posterior estructuración de los movimientos transformadores (espacio principalmente ocupado por IU), constituyeron un terreno desfavorable al ecologismo político español. Estos factores desembocaron en una debilidad orgánica del movimiento verde –reforzada por cuestiones nacionales, una fuerte división interna y la dificultad de representar la correa de transmisión política del movimiento social ecologista- y en el desarrollo de una potente escuela ecosocialista (en torno a Sacristán, Riechmann, etc.). De hecho, en España predomina esta orientación ecosocialista de la Ecología política, tanto teórica como práctica (véase el papel de ICV), que tiene que tenerse en cuenta para la redefinición del espacio verde, aún más cuando se hace más palpable la europeización del espacio ideológico y político. Asimismo el ecosocialismo tiende a transformarse en una corriente interna del movimiento verde, donde representa una interpretación marxista, hoy en día minoritaria en Europa, de la ecología política. Por mi parte constato en términos prácticos que en el seno del Partido Verde europeo la corriente ecosocialista convive de facto con las corrientes ecopacifistas, ecofeministas, ecologistas sociales, ecoliberales, medioambientalistas, etc., y todas parecen tener futuro conjunto bajo el paraguas del ecologismo en la política. En España, no veo razones de peso que no permitan la confluencia de las diferentes corrientes de la Ecología Política dentro de un espacio verde autónomo a nivel estatal.
1. Valencia Sáiz, A. (2009), ¿Hay una ecología política del Sur de Europa? Algunas reflexiones sobre el caso español, disponible http://ecopolitica.galaxiaverde.org/index.php?option=com_content&task=view&id=55&Itemid=60.
2. Marcellesi, Florent (2008), Ecología política: génesis, teoría y praxis de la ideología verde”, Bakeaz, Bilbao, 2008, disponible en http://www.bakeaz.org/es/publicaciones/mostrar/102-ecologia-politic
4.-maricruzpe
Una pregunta sencilla pero que me hizo mucha gente cuando supieron que me presentaba por lo verdes: ¿cual es el objetivo principal de los verdes?
FM: Aplicar desde las instituciones el lema “pensar global, actuar local” del ecologismo para desarrollar y aplicar políticas que caminen hacia la solidaridad entre las generaciones presentes y con las generaciones futuras, la responsabilidad hacia la naturaleza y los países del Sur, y la autonomía del individuo en la sociedad.
5.-Los Verdes de Alcorcón
¿que pasara cuando se acabe el petroleo barato?

FM: La globalización económica y el conjunto del sistema socio-económico que conocemos necesita una fuente de energía barata, abundante y de buena calidad. Tres cualidades que tenía hasta el momento el petróleo. Sin embargo, con la llegada del techo del petróleo (también llamado pico o cenit), es decir el punto donde la producción petrolífera para de crecer y empieza a declinar, vamos a entrar en un marco totalmente diferente: un petróleo caro, poco abundante y de mala calidad. El sector del transporte (automóvil, avión, etc.), la agricultura (por ejemplo por el uso intensivo de maquinarias o pesticidas) o la expansión urbana (basado en el coche individual) son algunos sectores que van a sufrir un cambio radical y que, consecuentemente, va a repercutar en la vida diaria de toda la ciudadanía. Que recordemos las manifestaciones y revueltas tanto en España como en el resto de Europa y del mundo cuando el año pasado el precio del barril de petróleo superó de mucho las 100 euros. Huelga de transportistas, problemas de suministro de las tiendas y mercados, aumento de la parte energía/transporte en los presupuestos de los hogares, lo que explica en parte la imposibilidad de rembolsar las hipotecas para los más pobres (véase la crisis de las subprimes que desencadenó la crisis económica mundial). Tampoco tenemos que olvidar que el techo del petróleo interactúa con la crisis climática o la crisis alimentaria, lo que refuerza la crisis ecológica global.
(aconsejo la lectura de los libros de Roberto Bermejo que analiza bastante bien el techo del petróleo).
6.-Los Verdes de Alcorcón
¿Diferencia entre la ecologia politica y el medio ambientalismo?

FM: Mientras que el medioambientalismo se vislumbra como soluble en otras ideologías o como mero acompañamiento de otros enfoques ideológicos, las aportaciones teóricas de Illich, Gorz, etc., manifiestan que la ecología política es una herramienta radical y holística de transformación social. Una ecología política que lucha en contra de un sistema coherente —el productivismo— y que pretende cambiar sus hábitos, valores y códigos no puede entenderse como el apéndice medioambiental de otra ideología. Afecta directamente al corazón y a todos los aspectos de las sociedades humanas, puesto que vincula la sostenibilidad ecológica con la justicia social, tanto a escala local como mundial. Contiene la idea fundamental de transformación social que la aparta de cualquier medioambientalismo. Así, mientras que Lipietz —en referencia a Karl Polyani— describe la ecología política como «la gran transformación del siglo xxi», Dobson diferencia el ecologismo del medioambientalismo basándose en esta reflexión: “El medioambientalismo aboga por una aproximación administrativa a los problemas ambientales, convencido de que pueden ser resueltos sin cambios fundamentales en los actuales valores o modelos de producción y consumo, mientras que el ecologismo mantiene que una existencia sustentable y satisfactoria presupone cambios radicales en nuestra relación con el mundo natural no humano y en nuestra forma de vida social y política.” Desde esta perspectiva, la ecología política pasa a proponer un abanico completo de ideas y actuaciones, siempre teniendo en cuenta las relaciones íntimas que unen los ecosistemas con las organizaciones sociales. Surge en un momento histórico preciso y responde a una determinada crisis social, ecológica y económica que los otros pensamientos mencionados no sólo no habían previsto sino que incluso habían provocado. En otras palabras, la ecología política podría representar para los movimientos transformadores la esperanza del siglo XXI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: